¿Por qué necesitas abogados especialistas en seguros?

Abogados especialistas en seguros: ¡tus mejores aliados!

Los conflictos que los ciudadanos se ven obligados a establecer con sus compañías aseguradoras son cada vez más frecuentes. En numerosas ocasiones, estas empresas defienden sus intereses particulares y económicos por encima de las necesidades médicas y reales de sus clientes. Dicha injusticia es a menudo fuente de problemas que derivan en reclamaciones e incluso contenciosos legales. Aunque es posible tratar de resolver estas cuestiones individualmente, la mayoría de los casos que se tramitan sin asistencia legal acaban de agua de borrajas. Las aseguradoras cuentan con un servicio de defensores acostumbrados a recurrir a las más rebuscadas triquiñuelas que pueden coger por sorpresa al ciudadano de a pie. Por eso resulta imprescindible la asesoría de abogados especialistas en seguros. ¿Quieres saber por qué?

Abogados especialistas en seguros: ¿por qué los necesitas?

Antes de nada, debes tener presente cuál es la coyuntura en la que te encuentras de cara a hacerte con los servicios de un profesional. Si tu póliza prevé la posibilidad de asistencia legal, te asignará una cantidad económica para contratar un abogado. No obstante, esto sólo podrá ser posible bajo determinadas circunstancias. Por ejemplo, si el motivo del conflicto deriva de un accidente de tráfico provocado por la acción de un tercero, y deseas reclamar a su aseguradora el abono de una indemnización, deberás realizar la contratación por tu cuenta.

Sea como fuere, los problemas con las aseguradoras pueden ser de todo tipo y condición. Tanto si se debe a accidentes de tráfico, a las circunstancias previstas en un seguro de vida o cualquier otro tipo de póliza, como seguros del hogar o contra incendios, los defensores que estén a tu lado podrán guiarte por los cauces necesarios y legalmente establecidos. Uno de los motivos más habituales es la reclamación de alguna clase de incapacidad laboral. No has estado toda la vida trabajando para que ahora te discutan un problema de salud que tienes constatado con informes médicos. ¡El abogado te ayudará a resolver esta situación!

¿Qué puede hacer el abogado por ti?

Los contratos de esta clase suelen estar escritos en jerga llena de matices. Antes de iniciar trámite alguno, debes garantizar que el motivo por el que quieras reclamar esté previsto en la póliza. Los abogados especialistas en seguros podrán ayudarte a descifrarlo. Piensa que en ocasiones existen exclusiones de determinadas circunstancias que, aunque deberían estar contempladas, no figuran.

Una vez hayas aclarado este hecho, tu abogado podrá establecer comunicación con el mediador de seguros. Es tu derecho contar con asistencia durante este proceso. No no existir esta figura o poner trabas, tu letrado podrá presentar un escrito en el departamento de defensor del asegurado exponiendo las causas que sean procedentes a cada caso. El cauce para ello será un burofax o una carta enviada a través de correo certificado con acuse de recibo. Lo importancia es que haya constancia escrita de que la otra parte ha recibido esa comunicación.

Por último, si sesenta días meses después de haber enviado la notificación no se obtiene respuesta, tu defensor podrá dirigirse al departamento de Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP). El plazo para responder es de cuatro meses. El problema es que las compañías de seguros no siempre hacen caso de este tipo de dictaminaciones, por lo que la única vía que queda para esos casos es acudir a la Justicia.

¡Defiéndete en los tribunales!

Cuando los anteriores cauces fallen, los tribunales de justicia deberán actuar. Hay dos clases fundamentales de reclamaciones que los abogados especialistas en seguros podrán tramitar.

Reclamación por daños materiales

Si no existe pacto entre las dos partes y se desea acudir por esta vía, se debe presentar una demanda. El plazo es de un año siguiente al accidente que haya causado los daños.El lugar que corresponde es el juzgado de Primera Instancia. Si no estás conforme con la resolución obtenida, en el curso de los tres días posteriores a la sentencia tu defensor puede recurrir a la Audiencia Provincial.

Reclamación por siniestros con lesiones

Cuando existan lesiones originadas por el siniestro, tu abogado podrá presentar la denuncia en el Juzgado de Instrucción hasta dos meses después del accidente. De no estar conforme con la sentencia, también podrás recurrir a la Audiencia Provincial, pero sólo cuentas con 24 horas de plazo.

Los abogados especialistas en seguros son tu as en la manga para realizar estos procedimientos. Los plazos apretados, los trámites complejos y la dificultad de hacer frente a compañías acostumbradas a lidiar con este tipo de escenarios engañosos, hacen imprescindible la contratación de abogados de seguros. ¿A qué esperas para reclamar?

[Total:0    Promedio:0/5]