Abogados expertos. ¡Busca el mejor especialista!

Cuando te ves envuelto en algún tipo de coyuntura que requiere asistencia legal, lo apropiado es buscar abogados expertos en las materias que atañen a tu caso. Del mismo modo que el médico de familia te deriva a un neurólogo si tienes migrañas, o a un dermatólogo si tienes psoriasis, un abogado que centre sus actividades en un área concreta estará más capacitado para resolver las cuestiones que te afecten. Poner tu vida en manos de un médico inexperto es una imprudencia que a nadie se le pasa por la cabeza. ¿Por qué deberías hacer lo mismo con un abogado? Al fin y al cabo, de él también puede depender tu vida, ya que en los tribunales se dirimen cuestiones que afectan a la salud, a la estabilidad económica o a la actividad laboral. No eches tu futuro a suertes e infórmate sobre las situaciones en las que te compensará recurrir a la ayuda de abogados expertos.

Abogados expertos: ¿cuántas especialidades existen?

¡Busca los mejores abogados expertos!

En el derecho existen distintas espacios legales de especialización. Dentro del ámbito de la abogacía, hay abogados generalistas y, de igual modo, otros que desenvuelven sus actividades en ámbitos específicos. Por tanto, debes tener presente que, en función de las cuestiones técnicas que definan tu caso, los abogados podrán clasificarse de la siguiente manera.

  • Abogados laboralistas. Operan en el marco del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Las incapacidades laborales son uno de sus puntos fuertes. También todo lo que tenga que ver con contenciosos por despido improcedente.
  • Abogados penalistas. Son aquellos que trabajan de acuerdo con lo especificado por el Código Penal. Defienden los derechos de las personas acusadas de cometer delitos.
  • Abogados civilistas. Son aquellos que se ocupan de las materias vinculadas al Derecho Civil. Por consiguiente, defienden los intereses de ciudadanos particulares frente a otros iguales. En él podemos encontrar desde disputas económicas hasta responsabilidad civil (extracontractual y contractual) o herencias.
  • Abogados de familia. El derecho de familia es una sub-categoría que deriva del derecho mercantil. Se ocupan, pues, de los problemas relacionados con la custodia de los hijos, las separaciones o los divorcios.
  • Abogados mercantilistas. Especializados en el Derecho Mercantil, esto es, aquél que atañe al mundo empresarial. Todas las cuestiones legales que estén relacionadas con la empresa pasan a ser de su competencia. Esto incluye acuerdos comerciales, así como fundación, disolución o fusión de sociedades.
  • Abogados administrativistas. Llevan casos en los que la Administración Pública interviene de algún modo.
  • Abogados fiscalistas. Son aquellos que están especializados en el derecho financiero y tributario. Se ocupan de los problemas que están relacionados con tributos, impuestos, tasas, etc. Su actividad abarca desde el asesoramiento hasta la tramitación de gestiones con Hacienda. También las labores de este campo que estén relacionadas con llevar a cabo procedimientos judiciales en la jurisdicción contencioso-administrativa.

Todas estas especialidades no son cajones de sastre en los que los diferentes casos se agolpan entre sí. Cada rama del derecho se divide, pues, en diferentes bifurcaciones. Pero ¿cómo saber cuál es el experto que necesita mi caso?

Abogados expertos: ¿cómo saber cuál de ellos necesito?

Independientemente de los matices legales y técnicos que determinen la rama del derecho que se ocupa de un caso concreto, los abogados pueden estar especializados en casos habituales. De este modo, aunque un divorcio se rija por el Código Civil, para contar con todas las garantías te convendrá estar en manos de un experto. No basta con que un civilista lleve tu caso, sino que te beneficiarás de la experiencia de aquellos abogados que lidien día tras día con los mismos procedimientos. Están acostumbrados a vérselas con multitud de problemas similares y, además, tendrás un conocimiento interno más minucioso de todos los elementos que intervienen. Estos son los tipos de letrados más habituales que podrán hacer frente con la mayor profesionalidad a tus demandas.

Abogados expertos en hipotecas

Los abogados de hipotecas tienen cada día más trabajo. Sentencias del Tribunal Supremo y la Justicia Europea dan una y otra vez la razón a los casos que llevan ante los tribunales por los abusos de las entidades de crédito hipotecario. Problemas como la cláusula suelo, reclamaciones de los gastos de gestión o trampas en la escritura del contrato están a la orden día. ¿Crees que has sido víctima de alguna de estas circunstancias? Son tus mejores aliados.

Abogados expertos en desahucios

No hay nada más trágico que ver que te echan de tu propia casa. Sobre todo si es a consecuencia de alguno de los problemas mencionados en el apartado anterior. Ya hay sentencias que han anulado desahucios por la existencia previa de una cláusula suelo en el contrato, por ejemplo. Y si eres inquilino, ¿se puede paralizar un desahucio? Sí, hay esperanza después del impacto innegable que supone este mazazo. Pero no es un proceso fácil y está condicionado por innumerables cuestiones. Por ello es esencial que busques la mejor ayuda. De igual modo, los abogados de desahucios darán cobertura legal a aquellos propietarios que tengan alquilada una de sus viviendas y se vean envueltos en un contencioso con el inquilino que se desee revolver mediante desahucio exprés.

Abogados expertos en seguros

Los abogados de seguros te permitirán emitir reclamaciones contra las compañías de seguros, así como otros trámites similares. Se trata de un ámbito de especialización muy concreto.

Abogados expertos en negligencias

En ocasiones, todo lo que debería salir bien en una operación se tuerce por circunstancias ajenas al proceso y que son responsabilidad directa de una torpeza médica. Para contenciosos relacionados con estas coyunturas contacta con los mejores abogados negligencias. ¡El derecho sanitario te asiste!

Abogados expertos en deudas

Si por el motivo que sea han dejado de abonarte una cantidad previamente acordada o eres tú el que, con motivos justificados, has interrumpido el pago, debes acudir los abogados deudas. Una de las soluciones más habituales a las que te pueden conducir los abogados es la negociación de la refinanciación de las deudas. Se trata del remedio más ecuánime para aquellas personas que durante un tiempo eran capaces de afrontar sus responsabilidades pero que, tras diferentes problemas financieros, ya no se ven en la misma situación.

Si te has identificado con alguno de estos casos, no lo dudes más. Ponte en contacto con abogados expertos en estas disciplinas que puedan asegurarte la mejor resolución de tu caso. ¡No dejes pasar más tiempo!

[Total:0    Promedio:0/5]