Cómo buscar clientes para abogados sin morir en el intento

Cómo buscar clientes para abogados sin morir en el intento

¿Cómo buscar clientes para abogados sin morir en el intento? Probablemente es una de las grandes cuestiones que atañen a los profesionales del sector legal. Sin embargo, no es muy diferente a la que se enfrentan en otros ámbitos. Aunque en el legal, quizás esa necesidad muy puntual de recurrir a un abogado, y que cuando toca hacerlo casi nunca se tiene mucho tiempo de reacción influyen de manera determinante sobre cómo se elige el despacho. Entonces, ¿qué puedes hacer para mejorar la captación de clientes?

Cómo buscar clientes para abogados: 4 claves para atraerlos

Como si de cualquier otro producto o servicio se tratase, los especialistas en derecho deben ver su actividad como algo que se puede mejorar con las reglas básicas del marketing. ¿Te suenan las 4Ps? Pues esas son las que vamos a desarrollar a continuación enfocadas a tu sector para resolver las claves sobre cómo buscar clientes para abogados:

  1. Producto. Tu producto eres tú y tus conocimientos. Por tanto, cuidar tu imagen profesional, hacer que los otros clientes te recomienden, o incluso exponer sus opiniones positivas como se hace en otros sectores puede mejorar la percepción que el potencial cliente tiene. En la abogacía, también son de valor los juicios ganados, los clientes bien asesorados o el número de incidencias legales resueltas con éxito.
  2. Placement (lugar). Aquí entra en valor la situación de tu despacho. Si bien es cierto que cada vez es menos frecuente que llamen a tu puerta por casualidades de la ubicación, las búsquedas en el móvil con la llegada en Internet de servicios cercanos pueden hacer que esto repunte. Eso, y que siempre habrá clientes que por comodidad prefieran unas zonas a otras. La recomendación es estar en pleno centro, o si se eligen las afueras, que haya espacio de aparcamiento disponible.
  3. Precio. Esta “P” del marketing mix no siempre está bien vista por los abogados. No se trata de que publiques unas tarifas de honorarios a la vista de todos (que además sabemos son muy variables dependiendo del caso). Pero sí que te adaptes a lo que el público necesita dentro de unos costes razonables por los resultados que se obtienen contigo. Si eres mejor, que cobres más no influirá en que no te elijan a ti si van buscando al más especializado. No se trata de venderse barato, sino de todo lo contrario. Ponerse el precio del valor real que tienes como profesional.
  4. Promoción. La promoción es la “P” más olvidada dentro del sector legal. Aunque probablemente no puedas permitirte un anuncio en la TV, sí que es verdad que existen cientos de soluciones que pueden funcionar. Desde campañas en medios tradicionales locales, pasando por un formato digital de promoción y sin descartar acciones de marketing viral que pueden hacer que tu nombre destaque frente a los demás.

Obviamente, todo esto hay que implementarlo en una estrategia a medida. Aunque si ya tenías claro que el cambio tenías que enfrentarlo, ahora puede ser un buen momento para empezar a ver resultados en 2019, ¿no te parece?

[Total:0    Promedio:0/5]