Cómo reclamar herencia legitima

reclamar herencia legítima

Spread the love

Cuando se habla de reclamar herencia legítima, es importante entender las partes de una herencia, y que se entiende por el tercio que la ley define bajo este nombre. Si bien cada caso será particular, empezaremos esta pequeña guía sobre el concepto con las definiciones generales. Estas serán claves para entender, al menos en un primer momento si tienes derecho a esa reclamación que te estás planteando hacer.

Reclamar herencia legítima: cómo la define la ley

La herencia legítima es una de las tres partes que la legislación española determina cuándo se trata de dejar los bienes que se han acumulado en vida. De hecho, esta misma, se limita en cuanto al tipo de herederos que pueden acceder a ella. Es decir, aún queriendo, no se puede disponer libremente de ese tercio, sino que ha de dejarse a familiares directos, particularmente a los hijos y descendientes, o a los ascendientes directos de no existir los mismos

La definición de la herencia legítima viene recogida en el código civil, en su artículo 80:

Legítima es la porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos.”

Artículo 80 del Código Civil

Cuando se habla de herederos forzosos, generalmente se hace referencia a los hijos, o a los padres y al cónyuge si los primeros no existen. Pero, como decíamos, la situación puede variar en función de las circunstancias personales, así como del lugar de residencia.

Reclamar la herencia legítima es un derecho, ya que la propia ley la define casi como un concepto intocable. En el artículo 813 del Código Civil se establece que “el testador no podrá privar a los herederos de la legítima sino en casos expresamente determinados por la ley”. Es decir, la norma indica que siendo descendiente directo se tiene derecho a la misma, independientemente de la propia voluntad de la persona que va a testar.

Reclamar herencia legítima: las excepciones

Pese a todas las definiciones que hemos dado hasta ahora, y el carácter casi obligatorio de la herencia legítima, existen una serie de excepciones contempladas en la propia normativa nacional, así como un caso particular para los residentes en el País Vasco. Sobre esto último, te invitamos a leer el artículo que escribimos sobre el tema de las herencias en País Vasco.

Las excepciones se marcan según la relación que tengan los individuos que testan y los que van a recibir la herencia legítima. En ambos casos hay que tener en cuenta esta situación antes de plantearse reclamar herencia legítima.

Si se trata de un hijo como heredero:

  • Si le ha negado los alimentos, el padre/madre podría desheredarle y la reclamación ser denegada.
  • Si se han producido maltratos físicos, o incluso verbales si los mismos han sido graves.

Cuando es un padre o ascendiente el que va a heredar de un descendiente:

  • Si el mismo perdió la patria potestad del mismo antes de producirse la muerte.
  • Cuando no se atendió al deber de proporcionarle los alimentos.
  • Cuando se ha producido un atentado contra la propia vida.

Al hablar del cónyuge como testador y heredero:

  • Se puede negar la legítima por incumplimiento grave y reiterado de los deberes dentro del matrimonio.
  • Que se haya producido una negación de alimentos, tanto al cónyuge como en el caso de los hijos.
  • Que se haya atentado contra la vida del cónyuge del que luego pretende heredar.

Pasos para reclamar la herencia legítima

Para formalizar oficialmente la reclamación de la herencia legítima hay una serie de pasos que debes dar. En cualquier caso, te recomendamos hacerlo a través de un abogado, sobre todo porque este profesional, experto en la materia, será más rápido, no cometerá errores, y te ayudará en el caso de que las cosas no se hayan dejado como la ley contempla y tengas que acudir a un juicio para reclamar tus derechos.

  • Solicitud de documentación:
    • Certificado de defunción.
    • Certificado de últimas voluntades.
    • Certificado de seguros de vida si los hubiese.
  • Acceder al testamento o a la declaración de herederos. Con todo eso en tu mano, el siguiente paso antes de reclamar herencia legítima pasará por acceder al testamento que se haya dejado. El último será el único válido, y a partir de lo que se diga en el mismo, tendrás que hacer una reclamación judicial, o seguir el papeleo para poder recibir los bienes que se atribuyen.
  • Inventario de bienes. Si bien al existir testamento específico los bienes inventariados aparecerán en el mismo, pueden darse errores, ya sea por omisión o por cualquier otra causa. Para evitar mayores problemas, lo mejor es hacer un inventario de los bienes que se dejan -estén o no en el testamento-.
  • Proceso de partición de herencia. Si todo es correcto en la documentación, se pueden partir los bienes acorde al testamento. En el caso de que no se haya respetado la normativa, con todo lo que has reunido hasta el momento es cuando se puede hacer una reclamación judicial con el objetivo de que se reconozca la herencia legítima y los llamados herederos forzosos.

Abogados especializados en herencias

Como ves, hacer una reclamación de la herencia legítima, no siempre es un proceso sencillo. Mucho menos si tienes en cuenta un aspecto que nada tiene que ver con la normativa y que no hemos mencionado en estas líneas. Nos referimos al estado emocional en el que probablemente te encuentres, lo cual generalmente nubla el juicio y hace que las posibilidades de cometer errores aumenten. Por esa razón, si necesitas a un abogado especializado cerca de tu casa, puedes encontrarlo en nuestra web, sin compromiso y en solo 3 pasos.