Contrato de arrendamiento: cuestiones a tener en cuenta antes de redactarlo

contrato de arrendamiento tipos

Spread the love

Un contrato de arrendamiento vincula a ambas partes a la hora de hacer uso de un determinado bien, y de obtener una ganancia de dinero por el mismo a cambio de ceder su uso. Sin embargo, aunque este tipo de documentos son muy habituales, y los habrás firmado probablemente más de una vez en tu vida, todavía son muchas las cuestiones que se cometen como verdaderos errores que luego tienen consecuencias incluso jurídicas. Por eso hoy queremos hablarte de los problemas que suelen detectar los abogados, para que lo tengas en cuenta si estás a punto de redactar o firmar un contrato de arrendamiento.

En cualquier contrato de arrendamiento existen dos partes implicadas y un determinado bien sobre el que se redacta la documentación. Estas son el arrendador y el arrendatario. Sin embargo, que alguien arriende un bien no implica necesariamente que sea su propietario. Sobre esta cuestión hay que tener especial cuidado.

Contrato de arrendamiento: la diferencia entre propietario y arrendador

Uno de los problemas habituales, sobre todo relacionado con fraudes y estafas que denuncian inquilinos que firman un contrato de arrendamiento está en el hecho de que el propietario y la persona que arrienda o arrendador no sean la misma persona. Cabe aclarar que esto es posible legalmente. De hecho, por ejemplo alguien podría tener un contrato de alquiler que luego subarrienda a un tercero; o podría darse el hecho de que el usufructuario de una propiedad sea quien la alquile. Es decir, que ambas personas no coincidan no implica que sea malo. Pero si es conveniente para los inquilinos evitar problemas, asegurándose de que quién alquila la propiedad puede hacerlo. Para esto, lo mejor es solicitar documentación, aunque también se podría hacer una consulta en el Registro de la Propiedad si se trata de inmuebles.

Los problemas más habituales en los contratos de arrendamiento

Existen, además de lo que hemos mencionado anteriormente, una serie de cuestiones relativas a los contratos de arrendamiento. De hecho, aunque seguramente no será la primera vez que las lees, siguen siendo la fuente principal de los problemas con estos documentos vinculantes entre partes. Presta atención a ellos e intenta evitarlos, ya sea como arrendador o como arrendatario.

  • El famoso contrato verbal. Si bien la actual legislación reconoce la validez de un contrato verbal, lo cierto es que limita las opciones de ambas partes. En el momento en el que exista cualquier problema o inconveniente, tanto arrendador como arrendatario pueden verse en un inconveniente, al no poder defenderse adecuadamente, ya que las condiciones no se recogen en ningún documento. Por eso te recomendamos que siempre sean por escrito.
  • No leer totalmente el contrato o que este no se ajuste a la realidad del bien. Es otra de las cuestiones más habituales. Utilizar un formato estándar y no adaptarlo correctamente, o firmar sin leer con atención para terminar antes el proceso. Ambas cuestiones pueden terminar por traer consecuencias negativas, ya que en realidad ese contrato será vinculante y el documento al que acudir en caso de desacuerdos, y para todas las cuestiones clave de la relación.
  • Suponer cuestiones básicas que no se recogen en el contrato. Cada contrato es diferente, pero todos ellos deben recoger tanto las condiciones particulares, como aquellas que suelen ser habituales en todos los documentos. Es decir, cuestiones como el día o la forma de pago, el importe de la fianza, los gastos si los hay y a cargo de quién corren… Son cuestiones que siempre deben aparecer y nunca han de darse por supuesto.

Recomendaciones para propietarios y arrendadores en los contratos de arrendamiento

Cuando se habla de los contratos de alquiler en el caso de los propietarios, suelen darse cuestiones problemáticas en varios sentidos, aunque los abogados de derecho civil detectan dos que suelen ser las más habituales fuentes de conflictos.

  • La gestión de las fianzas. Las fianzas son una de las cuestiones que más dudas genera entre los propietarios y arrendadores. De hecho, no todos conocen la normativa autonómica de su región en la que se recoge que han de depositar ese dinero en un fondo que gestiona el ente público. Al no hacerlo se exponen a posibles sanciones que reducen notoriamente la rentabilidad del alquiler.
  • El inventario de los bienes que se alquilan. En este caso se trata de un problema que puede enfrentar a los propietarios de inmuebles, una vez se hace entrega del piso por parte del inquilino. Que no estén todo el mobiliario, o que este se haya deteriorado de manera notable puede implicar un gasto económico que no se podría deducir sin el consentimiento del inquilino de manera sencilla. Por eso es fundamental siempre crear ese documento como anexo al contrato.

Recomendaciones para los inquilinos con contratos de arrendamiento

Los inquilinos tampoco están a salvo de posibles errores en los contratos de alquiler. Por eso, tras consultar a abogados de derecho civil que se encargan de cuestiones relacionadas podemos señalar como dos recomendaciones generales para ellos las siguientes:

  • Las firmas en todas las hojas. Este detalle es realmente importante. De esa manera se evita cualquier posible intento de hacer cambios en las condiciones sin que estas hayan sido previamente contrastadas por ambas partes y validadas con la firma.
  • Las posibles cláusulas abusivas. Los contratos, incluidos por supuesto los contratos de arrendamiento tienen que ser revisados con cautela. Aunque sean un documento entre partes vinculante, no pueden ir contra la legislación. Si lo hiciesen, se trataría de cláusulas abusivas y, por ende, podrían ser denunciadas.

Aunque parece que no es algo común, lo cierto es que los abogados especialistas en derecho civil se ocupan en muchas ocasiones de los problemas derivados de los contratos de arrendamiento. Si en tu caso estás experimentando algún problema, ya sea como arrendatario o como inquilino, y crees que necesitas ayuda legal, puedes contratar ahora un abogado especializado a través de nuestra plataforma. En solo tres pasos podrás encontrar al profesional que necesitas muy cerca de tu casa.

[Total:0    Promedio:0/5]