fbpx

Blog

Declaración Renta después divorcio

La Declaración de la Renta es uno de esos trámites que suponen un rompedero de cabeza para quién no está acostumbrado a lidiar con la fiscalidad y sus procesos. Aunque existen numerosos asesores que pueden ayudarte, es cierto que la responsabilidad última recae sobre ti y que existen variaciones importantes en caso de que hayas recientemente cambiado tu estado civil. De hecho, si en el último año has pasado por un proceso de divorcio, hay unas cuantas cosas que cambian en la Declaración Renta después divorcio. A continuación te las explicamos de forma sencilla.

Declaración Renta después divorcio: cómo funciona

La primera de las dudas que se suelen tener sobre la Declaración Renta después divorcio es la relacionada con los plazos. En este caso, la respuesta es bastante sencilla. De hecho, la Agencia Tributaria contempla que todas las situaciones del contribuyente deben estar vigentes a 31 de diciembre del año en el que se está declarando. Así, por ejemplo, en la Renta que presentas en 2018 deberías revisar las modificaciones que afectan a tu situación civil solo si el divorcio se produjo en 2017. De no ser así, solo te afectarán de cara al siguiente ejercicio.

Una vez aclarado esto, seguro que sigues con muchas cuestiones relacionadas con los cambios que se producen en Declaración Renta después divorcio. A continuación vamos a mostrarte un listado de los más importantes para que los compruebes antes de presentar la tuya. Así evitarás cualquier tipo de error que pueda hacerte pagar más impuestos o que implique problemas con el fisco.

Las cuestiones más habituales a tener en cuenta en la Declaración Renta después divorcio

Tras un divorcio es habitual que los contribuyentes tengan dudas sobre cómo les afecta la situación en términos fiscales. Aquí van las tres cuestiones más frecuentes:

  1. Las anualidades por alimentos. Se trata de una de las cuestiones que más controversia genera. De hecho, el contribuyente que las recibe (el que tiene la custodia de los hijos), no tiene que tributar por esa cuantía. Sin embargo, eso dejaría en una situación de indefensión al otro cónyuge. De esa manera, la Agencia Tributaria le da la opción de aplicarse esas cantidades satisfechas por ese concepto (siempre que se recoja como tal en el acuerdo de divorcio o en el trámite judicial) en el apartado correspondiente de su renta.
  2. Mínimos por descendientes. Los mínimos por descendientes se pueden aplicar en el caso de los dos cónyuges. Sin embargo, no se pueden duplicar. Es decir, las cantidades correspondientes a las deducciones por cuestiones familiares tienen que estar divididas entre ambos según los hijos que tengan.
  3. Vivienda habitual. La vivienda habitual es aquella en la que se reside de forma permanente. Solo el cónyuge que tenga la custodia de los hijos podría deducir las cantidades a las que tuviese derecho con la anterior norma fiscal por adquisición. En cualquier caso, existe la posibilidad de deducir los pagos satisfechos relacionados con dicha vivienda.

Otra cosa a considerar: ya no habrá declaración conjunta

Aunque parece obvio que no se podrá presentar la declaración de la renta conjunta al disolverse el matrimonio, muchas parejas se beneficiaban de una mejora fiscal por este régimen. Por eso, si estás en trámites de separación es importante que eches las cuentas. Solo el cónyuge que tenga la custodia podrá formar unidad familiar con los hijos. Recuerda que actualmente la Agencia Tributaria ofrece un simulador muy útil que te permitirá hacer el cálculo de Renta en declaración individual o conjunta. Si no sabes cómo rellenarlo, lo mejor es que acudas a un asesor profesional.

Abogados fiscales: buenos aliados para evitar problemas con la Declaración de la Renta tras un divorcio

Uno de los problemas más comunes cuando se habla de fiscalidad es el hecho de no tener suficientes conocimientos. A ello hay que sumar el cambio constante en la normativa y que el contribuyente puede encontrarse en situaciones muy diferentes año tras año. Por eso lo mejor es acudir a especialistas. Los abogados fiscales suelen ser uno de los más adecuados para asesorarte. De ese modo, estarás seguro de que tu declaración de la renta es lo más beneficiosa posible y que no te has dejado nada que declarar tras tu divorcio. ¿Aún no has consultado a uno?

¡Encuentra en tuAppbogado los mejores abogados especialistas cerca de tu casa, incluidos los abogados de impuestos!

[Total:0    Promedio:0/5]
¿Te ha gustado? Compártelo:Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email