Derecho de Familia y Divorcios

Actualmente son muchos los jueces que se están decantando por las custodias compartidas. De hecho, ha habido un interesante debate a este respecto y se ha iniciado un proceso en el que muchos tribunales apuestan por hacer que ambos progenitores formen parte de la vida de sus hijos porque lo consideran como la mejor opción para los menores. Sin embargo, si quieres conseguir la patria potestad de tus hijos, quizás te interese conocer algunas de las cuestiones que el juez va a tener en cuenta y que pueden decantar la balanza a tu favor.

No es fácil la maternidad ni la paternidad en los tiempos que corren. Sin embargo, las leyes obligan a las empresas a ofrecer a sus trabajadores la posibilidad de la conciliación laboral y familiar en diferentes modos para que todo sea mucho más llevadero.

En nuestro blog no es la primera vez que hablamos de la conciliación laboral y familiar y es por eso que aprovechamos nuestro artículo de hoy para introducir algunos de los más vistos sobre este tema.

Enfrentarse a un divorcio no es una cuestión en absoluto sencilla y en muchos casos tendrás que recurrir a ayuda psicológica para recuperar la tranquilidad en tu vida. Sin embargo, cuando un matrimonio llega a su fin, disponer de la máxima información sobre los tipos de divorcio es importante para no caer en errores que pueden perjudicarte. En ese sentido, conocer hasta qué punto la ley puede ayudarte a salir de esa situación te interesa. A continuación vamos a explicar la tipología de divorcios que tenemos en España actualmente y que se llaman de mutuo acuerdo o contencioso.

Son muchos los titulares que hablan de conciliación familiar, pero las empresas pasan a pies puntillas por un aspecto realmente fundamental para las personas. De hecho, muchas compañías que no ofrecen planes de conciliación familiar adecuados a las circunstancias de sus trabajadores no se dan cuenta de que no solamente se saltan las leyes actuales, sino que consiguen que la frustración y la falta de productividad afecte negativamente a la plantilla. De hecho, si se tiene la cabeza en otro sitio porque hay problemas familiares o porque no se tiene demasiado tiempo para pasar con los hijos es imposible conseguir la máxima concentración en las tareas laborales diarias.

¿Cómo divorciarse? Ésa es una de las preguntas que más se buscan en Internet relacionadas con problemas de pareja. Lo cierto es que el amor puede terminarse y tener fecha de caducidad, pero pocos saben las consecuencias legales que tiene cuando éste llega a su fin. Aunque en nuestro blog hemos hablado ya en muchas ocasiones del tema de los divorcios, hoy queremos darte algunas pautas previas a planteártelo como única solución. La idea es que resuelvan todas esas dudas que tienes en tu cabeza y que no sabes muy bien a dónde te van a llevar. ¿Preparado? ¡Empezamos!

Aunque para muchas personas uno de los días más importantes y felices de sus vidas es el día en que contraen matrimonio, hay ocasiones en los que la felicidad que se sentía ese día queda muy atrás cuando algo empieza a ir mal en la relación. Cuando esta situación llega a un punto insalvable en el que las reconciliaciones son cada vez más difíciles, se puede llegar a una situación de no retorno: el divorcio.

En ocasiones, antes de llegar a ese punto, puede haber una separación previa de la pareja. La principal diferencia entre ambos procesos, tal y como se apunta en este post, es que mientras que la separación supone una interrupción de la convivencia y cesa algunos deberes matrimoniales pero no disuelve el vínculo generado por el matrimonio, en el caso del divorcio sí lo hace.

En breves minutos nos pondremos en contacto

Error al enviar