¿Pueden los progenitores publicar fotos de sus hijos menores en redes sociales?

Spread the love

El fenómeno de los influencers ha provocado un antes y un después en la forma en que los padres y madres comparten imágenes de sus hijos en redes sociales. Aunque no es este el único ámbito en el que sucede, cada vez estamos más acostumbrados a ver en Instagram, Facebook o YouTube, por ejemplo, fotografías de niños subidas por sus progenitores

¿Hasta qué punto tienen los padres derecho a difundir su imagen? ¿Existe alguna ley que se lo prohíba? ¿Qué ocurre cuando uno de los progenitores no está de acuerdo con la publicación de contenidos relacionados con sus hijos? 

Estas son cuestiones que se puede plantear cualquiera, no solo las personas famosas. Por eso, vamos a tratar de darte todas las respuestas, a continuación.

Lo que establece la ley

Debemos acudir a la Ley sobre protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen para entender por qué no en todos los casos está permitido publicar fotografías de nuestros hijos menores de edad. Según el texto legal, en todo caso los titulares de ese derecho son los niños. Y, si estos todavía no tienen juicio suficiente para decidir, esa potestad pasará a los progenitores. A ambos.

De manera general se entiende que a partir de los 14 años un menor es capaz de decidir si quiere que se publiquen en redes sociales fotografías en las que aparece.

Las sentencias que han sentado jurisprudencia

Como ocurre en muchos otros casos, en este ámbito cobran especial valor las sucesivas sentencias que distintos tribunales han emitido al respecto de esta cuestión, por ofrecer más detalles acerca de sus límites y requisitos. Te mostramos algunos ejemplos:

  • Tribunal de Distrito de la Haya: tras la denuncia del padre, se condena a una influencer a que retire permanentemente de sus redes sociales todas las fotos y vídeos en los que se vea sus hijos menores, de 2 y 4 años. En cambio, sí se le permite publicar dichos contenidos en cuentas con menos de 250 seguidores.
  • Audiencia Provincial de Barcelona: establece la necesidad de contar con el consentimiento de ambos progenitores para publicar fotos de niños menores en redes sociales.
  • Audiencia Provincial de Pontevedra: la potestad para decidir sobre el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen corresponde a ambos progenitores, independientemente de quién ostente su guarda y custodia.

Progenitores divorciados: el conflicto más común de todos

Cuando una pareja tiene una relación estable, es mucho más fácil llegar a acuerdos en todo lo relativo a los hijos. Más tarde o más temprano, si no se piensa igual, como mínimo uno de los dos acaba cediendo.

No ocurre lo mismo, sin embargo, cuando los padres están separados o divorciados. Si, además, la relación no es buena, el conflicto en esta clase de asuntos está asegurado. Esta es, de hecho, la razón de ser de muchas denuncias relacionadas con la difusión de contenidos de menores de edad.

Independientemente de las verdaderas razones que lleven a los progenitores a denunciar a su expareja, el derecho a hacerlo les asiste.

¿Quieres denunciar una situación similar?

Lo más común es que sea uno de los padres el que decide denunciar la publicación de las fotografías. No obstante, también los niños pueden hacerlo, en ese momento o cuando hayan cumplido la mayoría de edad. 

En cualquier caso, el procedimiento es el siguiente:

  1. Pedir a la parte responsable la retirada de los contenidos.
  2. Emitir una primera denuncia dentro de la propia red social.
  3. Iniciar un procedimiento de jurisdicción voluntaria para que el juez inste a la retirada de las fotografías.
  4. Interponer una denuncia penal, si consideras que se está vulnerando gravemente algún derecho o si se trata de acciones denigrantes o humillantes.

Consulta a uno de nuestros abogados de Familia para saber qué procedimiento es el mejor en tu caso.

Recuerda que llamando al 605939305 o accediendo a tuAppbogado podrás recibir distintos presupuestos y elegir al abogado que estás buscando de forma rápida y sencilla.