¿Qué es un despido nulo?

Despido procedente para paro

Spread the love

Los despidos laborales pueden ser calificados como despidos procedentes, improcedentes o nulos en función de las condiciones que lo hayan provocado, independientemente de en cuál de los tres tipos de despidos se enmarquen. El despido nulo es aquel en el que se considera que existen causas discriminatorias probadas, prohibidas por ley, que lo hayan motivado.

Para que un despido pueda ser considerado como nulo, es necesario que el trabajador despedido demande a la empresa y son los tribunales los únicos que pueden determinar si dicho despido es nulo o no.

Esto es, en la demanda por despido nulo el tribunal resolverá si ha existido una violación de derechos fundamentales del trabajador, con independencia de que el trabajador ya haya ganado la demanda considerándose su despido como improcedente.

Durante este juicio en el que se valora si se declara el despido como nulo, no será el trabajador quien deba probar fehacientemente que ha sido discriminado, aunque sí aportará los indicios razonables de que los motivos de la empresa para despedirle son constitutivos de nulidad.

En todo caso, será la empresa quien tenga la carga de la prueba y, por tanto, quien debe demostrar que no ha cometido una discriminación hacia al trabajador al despedirle ni que ha vulnerado sus derechos fundamentales, es decir, que la causa del despido es otra que la alegada por el trabajador demandante. Tendrá, por tanto, que demostrar los hechos que justifican su decisión de cesar al trabajador, ya sea un despido objetivo o un despido disciplinario.

Causas y consecuencias del despido nulo

Las causas por las que se considera un despido nulo son variadas, pero siempre están relacionadas con una discriminación no permitida por la ley. Ejemplos son los casos de despido relacionados con embarazo, periodos de permiso por maternidad, reducción de jornada o excedencia.

El despido nulo tendrá como consecuencia la obligatoriedad de la empresa de readmitir al trabajador en su puesto de trabajo y abonarle la cantidad de dinero equivalente a los salarios que ha dejado de percibir desde el momento del despido hasta su reincorporación. Sin embargo, el despido nulo no conlleva ningún otro tipo de indemnización. Las consecuencias del despido nulo pueden ser diversas según la voluntad de la empresa al conocer la sentencia y las condiciones en las que se produzca la reincorporación.

Un abogado especializado en derecho laboral

Si realmente estás interesado o interesada en saber más sobre el despido nulo, ¡no lo dudes más! tuAppbogado, la aplicación que te permite encontrar asesoría jurídica de una forma muy sencilla, te puede ayudar a encontrar el abogado que necesitas que estudiará tu caso de una forma rápida, profesional y sin compromiso.

[Total:1    Promedio:2/5]