Claves y consejos para calcular y reclamar tu finiquito

Spread the love

Ser despedido no es una situación agradable para nadie. Tampoco para la empresa que despide a uno o varios de sus trabajadores. Sin embargo, en la mayoría ocasiones hay pocas cosas que se puedan hacer para evitarlo, una vez que se ha tomado ya la decisión. 

Lo que sí puede (y debe) hacer cualquier empleado que es despedido es tratar de mantener en la medida de lo posible la mente fría, para analizar si sus derechos están siendo debidamente respetados en todo momento.

Seguramente, de entre todas las cuestiones a tener en cuenta, el finiquito y su importe es la que más controversia y conflictos puede llegar a ocasionar. El motivo es que son muchos los factores que lo componen y que pueden determinar la cuantía que el trabajador tiene derecho a percibir cuando le despiden. 

A continuación, te contamos cómo puedes calcular tu finiquito, para saber si coincide con lo que te ha comunicado la empresa, y te detallamos las vías para reclamarlo que tienes disponibles si consideras que la cantidad no es justa.

¿Cómo se calcula el finiquito?

Recordemos que el finiquito ha de pagarse siempre que un trabajador deja de trabajar en una empresa. Ya sea porque él así lo ha decidido (baja voluntaria) o porque se le despide, mediante cualquiera de los tipos de despido existentes (fin del contrato temporal, despido objetivo, despido disciplinario o despido improcedente, por ejemplo). Así pues, en cualquier caso el empleado tiene derecho a reclamar el finiquito, si su pago no se hace efectivo.

Ahora bien, calcular qué cantidad corresponde en concepto de finiquito no siempre es fácil. Estas son las variables que, en todos los casos, entran en juego:

  • La nómina.
  • Las horas extra.
  • Las vacaciones.
  • Los pluses.
  • Las pagas extraordinarias.

Habrá que abonar al trabajador el importe correspondiente a estos conceptos que esté pendiente de pago en el momento del despido.

¿Cómo reclamar el finiquito?

Si tu empresa no te ha entregado junto a la carta de despido el finiquito o, como se llama oficialmente, el documento de saldo y finiquito, has de solicitarlo. Tener acceso a él es fundamental para que puedas saber si la cuantía es o no la que corresponde. Y determinar esto será mucho más fácil si cuentas con la ayuda de un abogado laboralista, quien también podrá asesorarte sobre las diferentes opciones y vías de reclamación del finiquito, que son las siguientes:

  • La vía extrajudicial: como en cualquier otro conflicto de la naturaleza que sea, el consejo generalizado es intentar ponerle remedio primero por la vía de la negociación. Así, ambas partes ahorrarán mucho tiempo y también mucho dinero. Habla con tu empresa, traslada tu desacuerdo con respecto al importe de tu finiquito y dales un tiempo prudencial para responderte.
  • El acto de conciliación: es el paso previo a la reclamación judicial, y consiste en acudir a la Unidad de Mediación, Arbitraje y Conciliación que hay en cada comunidad autónoma para presentar una demanda previa. Posteriormente, tendrá lugar el acto en sí, en el que se tratará de llegar a un acuerdo beneficioso para ambas partes.
  • La vía judicial: los procedimientos por los que es posible reclamar judicialmente el finiquito son varios. La elección de uno u otro dependerá de la cantidad que se reclame y de la postura, más o menos tajante, de la empresa. Hablamos del procedimiento monitorio, del declarativo y del cambiario.

Consulta a un abogado laboralista para saber qué procedimiento de reclamación del finiquito es el mejor en tu caso particular.

Recuerda que llamando al 605939305 o accediendo a tuAppbogado podrás recibir distintos presupuestos y elegir al abogado que estás buscando de forma rápida y sencilla.

En breves minutos nos pondremos en contacto

Error al enviar