Blog

El divorcio mutuo acuerdo y sus circunstancias: ¿puede la fórmula exprés solucionar todos los problemas?

Carece de sentido continuar con un proyecto de familia en el que se ha dejado de creer. Sin embargo, a veces una de las dos partes que componen una pareja no está conforme con la ruptura. Esa resistencia puede dar pie a batallas judiciales. Los conflictos también nacen, en ocasiones, por un desacuerdo en las formas o los bienes a repartir. Incluso es posible que la relación con los hijos genere conflicto. A menudo se considera que el divorcio mutuo acuerdo es la mejor alternativa para evitar esos problemas. ¿Quieres saber por qué?

Divorcio mutuo acuerdo: características

El divorcio es la figura legal que disuelve un matrimonio. No debe confundirse con la separación, que es el estado que lo suspende, habilitando a los cónyuges a hacer vidas independientes sin romper la unión legal en sus últimos términos.

Pero hay algo en lo que sí se parecen ambos conceptos jurídicos. Tanto uno como otro pueden resolverse por dos vías. La primera, yendo a juicio con las partes enfrentadas. La segunda, de mutuo acuerdo. Conoce las circunstancias que definen la última de las opciones en el caso del divorcio.

Divorcio mutuo acuerdo: cómo tramitarlo

El divorcio amistoso, también conocido como divorcio mutuo acuerdo, se puede requerir por tres cauces. El primero, ante el Letrado de la Administración de Justicia. El segundo, ante el notario. Y el tercero, ante el Juzgado de Primera Instancia. (Éste se elige de acuerdo con la ubicación de la casa compartida por la pareja.)

La solicitud para llegar a esta conclusión debe estar firmada por las dos partes. En la documentación adjunta ha de figurar un convenio regulador. Dicho convenio establecerá las bases que regirán a los cónyuges tras la disolución de su matrimonio. Ahí entran materias como la repartición de los bienes comunes o los temas concernientes a los hijos. De forma concreta, se contemplan los siguientes puntos:

  • Guarda y custodia. Quién vive y cuida a los menores.
  • Régimen de visitas. Plazos de visitas establecido del cónyuge que no disfrute de la guarda y custodia. También entran en este apartado las disposiciones correspondientes a las visitas de los abuelos.
  • Uso de la vivienda familiar. La parte que se queda con el domicilio hasta ese momento compartido por el matrimonio.
  • Pensiones. De ser necesario, se fijarán las pensiones que rijan en cada caso. Las habituales son la compensatoria, prevista para los supuestos en los que una parte ha de satisfacer a la otra tras un escenario de desigualdad económica, y la de alimentos, destinada para los hijos.

Junto con el convenio regulador, se ha de adjuntar también el certificado de inscripción del matrimonio en el Registro Civil y el certificado de empadronamiento. De haber hijos, sus partidas de nacimiento serán igualmente necesarias. En caso de modificaciones de capacidad, hay que añadir a la documentación la sentencia que así lo corrobore.

Una vez se haya finiquitado de forma definitiva la relación matrimonial, tanto una parte como la otra gozarán del estatus de divorciados o solteros. Legalmente, cualquiera de los dos extremos estará capacitado para volver a contraer matrimonio civil.

¿Es la fórmula exprés la mejor para obtener el divorcio mutuo acuerdo?

El divorcio exprés es un tipo de divorcio de mutuo acuerdo especialmente diseñado para su resolución inmediata. Se ejecuta de manera especialmente rápida, sin la intervención de los tribunales y ante notario.

Es la forma más fácil y directa de disolver un matrimonio. Su simplicidad atañe a los requerimientos formales en su tramitación, escasos, y a los requisitos generales, poco exigentes.  Aparte, cuesta menos dinero que recurrir a la vía judicial.

Se trata de la solución perfecta para matrimonios que están de acuerdo en terminar su relación y parten de una buena disposición mutua de cara a fijar el régimen de divorcio.

Excepciones del divorcio exprés

Ahora bien, esta medida puede tener complicaciones en algunos casos. Cuando haya hijos menores en común el proceso será siempre más complejo. Sin embargo, a diferencia de lo que se piensa sí se puede tramitar por esta vía siempre y cuando los cónyuges estén de acuerdo en todo lo referente a su separación y a la guarda y custodia de los hijos.

Si quieres obtener un divorcio mutuo acuerdo, has de saber que no por estar en sintonía las dos partes va a ser prescindible una ayuda legal en condiciones. En nuestro portal puedes encontrar abogados online de garantías que estén especializados en materia de divorcios. ¡Asesórate ya!

[Total:0    Promedio:0/5]
¿Te ha gustado? Compártelo:Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email