Factores que pueden influir al elegir el nombre despacho abogados

elegir nombre despacho abogados

Spread the love

Cuando se habla del nombre de una empresa, se habla de la identidad de la misma para su público potencial. Por ello es una cuestión tan relevante cuando se va a crear un negocio. Lo es tanto, que en ocasiones se re-estructuran negocios para cambiarles ese nombre. Si bien existen profesionales de la publicidad especializados en naming, que es así como se le llama al arte de idear nombres de compañías, hay algunas consideraciones básicas que deberías tener en cuenta si estás pensando en el nombre despacho abogados.

Nombre despacho abogados: fácil de recordar, que te distinga y digitalmente amigable

Si bien existen muchas cuestiones que debería cumplir cualquier nombre de marca, incluido el nombre despacho abogados, lo cierto es que se podrían resumir en las tres cuestiones que hemos adelantado en nuestro subtítulo:

  • Fácil de recordar. Esto es clave para decidir cualquier nombre de negocio. Si las personas que podrían ser tus potenciales clientes no te recuerdan por lo complicado de tu nombre, o no son capaces de pronunciarlo, ¿cómo vas a conseguir que te llamen?
  • Que te distinga de los demás. La distinción en el nombre es importante. Así, analizar antes el entorno, sobre todo si te vas a decantar por nombres personales es crucial. Si en la zona, o en el sector, ya existe ese nombre o apellido y tiene notoriedad, quizás convenga darle una vuelta para evitar confusiones.
  • Digitalmente amigable. Esto es una cuestión relacionada con el naming más actual. De hecho, tiene mucho que ver con el marketing digital y ayuda bastante a las firmas que apuestan por el canal online para la captación. Si en tu nombre queda claro a qué te dedicas, o qué servicios ofreces, el trabajo de un buen SEO será mucho más sencillo y tus posibilidades de destacar en buscadores mayores.

Claves que no siempre se tienen en cuenta al elegir nombres para despachos de abogados

Una vez tienes claro cómo quieres ese nombre de despacho de abogados, hay que hacer el correspondiente registro de marca. Esto es necesario para evitar que otra persona pretenda favorecerse de ella una vez creada, además de que te otorgará una mayor seguridad.

Además del registro del nombre, es importante trabajar en la identidad corporativa de esa marca. ¿Cuántas veces has visto un logo de colores diferentes en distintos soportes, o una letra que no se corresponde con la de la tarjeta? Son detalles que marcan la diferencia, no solo otorgando una imagen profesional, sino también mejoran la capacidad de recordar ese despacho.