¿Se puede renunciar a una herencia?

Cláusulas abusivas hipotecas: ¡recúrrelas!

Comparte en tus redes

Una herencia está formada por el conjunto de todos los bienes, derechos y obligaciones que una persona transmite a sus herederos tras su fallecimiento. Lo que hacen los herederos es subrogarse todos los derechos y obligaciones que el causante deja al morir. 

En ocasiones, una herencia puede no resultar del todo rentable, si al aceptar los bienes también se aceptan cargas y deudas muy elevadas. Esta es la razón por la que, a veces, los herederos no quieren recibir una herencia. Por ejemplo, puede suceder que lo heredado sea un bien abandonado y sin apenas valor, o que las deudas o los impuestos a pagar sean demasiados.

Por eso, es conveniente que sepas si se puede renunciar a una herencia y cómo hacerlo. Una decisión que, a veces, es la mejor de todas.

¿Se puede renunciar a una herencia en España?

Las herencias son procedimientos complejos, ya que son muchas las circunstancias que las rodean. Son capaces de condicionarlas, por ejemplo:

  • El volumen de la herencia
  • El número de herederos y su cercanía familiar.
  • La clase bienes que la componen.
  • Si existe testamento o no.

En términos jurídicos, renunciar a una herencia se denomina repudio. La pregunta clave es si podemos repudiar la herencia según el ordenamiento jurídico vigente. Pues bien, según el Código Civil, tanto la aceptación como la repudiación de una herencia son decisiones totalmente libres y voluntarias de los herederos.

No obstante, es muy importante tener en cuenta que la repudiación de la herencia no puede referirse a solo una parte de ella, sino que se renuncia a su totalidad. Y tampoco se puede renunciar durante un plazo determinado, ni condicionarse a alguna circunstancia. Además, una vez realizada la renuncia, esta es irrevocable. Es decir, no se puede aceptar la herencia con posterioridad.

El procedimiento para renunciar a una herencia

La renuncia de una herencia se tendrá que hacer ante notario y mediante la correspondiente escritura pública. No es posible, por lo tanto, la renuncia tácita.

Respecto a los plazos, no hay un tiempo fijado para repudiar la herencia. Precisamente por eso, la falta de renuncia o de aceptación de la herencia en ocasiones bloquea la gestión del patrimonio. Para evitarlo, cualquier interesado tiene derecho a exigir al heredero que se pronuncie. 

Esta interpelación al heredero se tendrá que hacer, como pronto, a los 9 días de la muerte del testador. Así, el notario hace saber al heredero que dispone de 30 días para aceptar o repudiar la herencia. Si no responde, se considera que la acepta ‘pura y simplemente’. Esto significa que el patrimonio del heredero y el patrimonio heredado se unen en uno solo.

Otra opción es aceptar una herencia a beneficio de inventario, de modo que las deudas se pagan con el patrimonio del testador, sin llegar al heredero. De este modo, se evitan problemas con los acreedores.

Algunas dudas frecuentes sobre la renuncia a una herencia

Quizá te preguntes si es posible renunciar a la herencia si ya la has aceptado. Si es así, has de saber que no, no se puede renunciar a ella tras su aceptación. 

Mucha gente también duda sobre si es posible renunciar a la herencia del testador cuando este todavía vive. De nuevo, la respuesta es no, no es posible rechazarla hasta después del fallecimiento.

Finalmente, otra cuestión que queremos aclarar es que la renuncia también puede ser traslativa. ¿Qué significa esto? Que se renuncia para que el patrimonio heredado pase directamente a otra persona. De este modo, si esa renuncia traslativa lo es a cambio de un precio, se tributa por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. Y si el heredero renuncia de forma gratuita, se tributa por el Impuesto de Donaciones.

Consulta a uno de nuestros Abogados de Herencias para saber qué procedimiento es el mejor en tu caso.

Recuerda que llamando al 605939305 o accediendo a tuAppbogado podrás recibir distintos presupuestos y elegir al abogado que estás buscando de forma rápida y sencilla.