La legítima: guía de lo que necesitas saber legalmente sobre este tipo de herencia

Spread the love

cuando se habla de herencias, son muchas las dudas que pueden surgir sobre el tema. Más allá de la propia legislación que no siempre resulta fácil de comprender, está el tema fiscal y los plazos de las mismas. Sin embargo, en España, actualmente, y contrariamente a lo que la mayoría piensa, no se pueden dejar los bienes en testamento a quién se desee. Es precisamente en esta definición en la que entra el concepto de la legítima. Pero, ¿qué es exactamente la herencia legítima? ¿Cuántos tipos de herencia existen entonces? A continuación lo analizamos.

La legítima: lo que realmente significa y las limitaciones que implica al testar

Lo que se conoce como la parte legítima de una herencia es en realidad lo que la legislación vigente –con la excepción del País Vasco en términos de herencia– aplica para los descendientes y ascendientes más cercanos en referencia a la distribución de los bienes que una persona tenía en vida. En realidad, esto significa que al menos el 33,3333 de los mismos o lo que viene a ser un tercio de la herencia– debe testarse a favor de los herederos legítimos. Es decir, los hijos en primer orden -todos ellos sin tener la posibilidad de excluir a ninguno-.

Por lo tanto, esto implica que ninguna persona podrá quedarse sin su parte de herencia con respecto a la familia más directa, es decir, los padres en este caso. Sin embargo, aunque la normativa es muy clara al respecto, todavía son muchas las personas que a la hora de testar, casi siempre manteniendo ocultos ciertos datos, lo hacen sin cumplirla. Evidentemente, un testamento es totalmente válido si ninguna de las partes se opone. Pero, si por ejemplo no se respetase la regla del tercio de la legítima, o se hiciese en una proporción menor a la que la ley establece, se puede recurrir ante los tribunales para reclamar lo que corresponde de manera legal.

El concepto de herederos forzosos cuando se habla de la legítima

Para comprender bien la legítima, hay que definir el concepto de herederos forzosos. De hecho, es entre ellos a partes iguales entre los que se debe repartir ese tercio que conforma la herencia de la que hablamos de manera particular en este post. Pero, ¿quieres son los herederos forzosos?

Se entiende como herederos forzosos a aquellos entre los que se debe repartir en partes iguales el tercio que se corresponde con la legítima. Por orden de relevancia, ya que si existen los primeros entonces los segundos no la recibirían, y ocurre lo mismo con los terceros respecto a los segundos, los detallamos justo a continuación.

  • Descendientes. Siempre tendrán derecho a recibir como mínimo la parte proporcional repartida entre el número total de los que existan al tercio de la herencia. Además, el testador debe repartir entre ellos, o al menos seleccionando al que él prefiera entre los mismos, al tercio correspondiente a la mejora. 
  • Ascendientes. Solo reciben el mismo trato que los primeros, en caso de que estos descendientes no existan. En realidad, de manera un poco distinta. Les corresponde la mitad de la herencia, la cual se reduce a un tercio en caso de que exista un cónyuge viudo.
  • El cónyuge. No le corresponde derecho sobre la propiedad. Sin embargo, si tiene derecho al usufruto vitalicio. En caso de existir ascendientes, este corresponde a la mitad de la herencia. En caso de descendientes, le puede corresponder el tercio de la mejora si así lo desea el testador. Si no existen nin los unos, ni los otros, dispondría del usufruto de las dos terceras partes de la herencia legítima y mejora), quedando el tercio de libre disposición como el testador prefiera.

Reclamar una herencia legítima que no se contempla en un testamento

Reclamar una herencia legítima es una cuestión que debe hacerse en los tribunales, en caso de que el testamento no se haya redactado acorde a derecho. Es decir, si uno de los herederos forzosos no aparece, o si el reparto de los bienes no se ajusta a partes iguales dentro de ese tercio, o dicho tercio no está calculado correctamente, tienes derecho a reclamar lo que es tuyo. En este caso, deberás hacerlo ante un tribunal, y lo mejor es que lo gestione un abogado especialista desde el primer momento. Así podrás también cerrar la vía amistosa inicial de la mejor manera.

Es importante que un abogado especializado en herencias gestione desde el primer momento todo el proceso. Debido a que suelen existir problemas relacionados con la propia familia y conflictos que podrían desviar la atención sobre el aspecto legal. Dejarlo todo en manos de un profesional especialista es lo mejor que puedes hacer siempre, pero más aún si cabe en asuntos que tengan que ver con el derecho de familia y el de herencias.

Encuentra un abogado especialista en herencias cerca de tu casa

Si necesitas encontrar ahora un abogado de herencias, tuAppbogado puede ser la solución que requieres. Puedes utilizar nuestra herramienta Plantea tu Caso para localizar uno cerca de tu casa en solo tres pasos. Selecciona la ciudad, la especialidad en este caso herencias), y describe brevemente lo que te ocurre. A partir de ahí, los distintos profesionales te escribirán, y serás tú quien seleccione al experto que quieras.