fbpx

Blog

Lucha contra las cláusulas abusivas

Desde que la crisis económica empezó a causar estragos, cada vez es mayor la concienciación social en torno a las cláusulas abusivas. Éstas se refieren a las trampas legales que las entidades de crédito hacen figurar en las escrituras del contrato de préstamo hipotecario para aprovecharse de sus clientes. Numerosas sentencias de la Justicia Europea y del Tribunal Supremo español han abierto la veda para reclamar estas cláusulas, que son irregulares. De este modo, es posible recuperar el dinero pagado en condiciones injustas e ignominiosas. ¿Quieres saber cómo están actuando los tribunales de nuestro país?

Las cláusulas abusivas en los juzgados españoles

Las cláusulas abusivas forman, cada vez con mayor asiduidad, parte de la rutina judicial en España. Este concepto hace referencia a toda aquella estipulación contractual impuesta por una de las partes. No está, por tanto, negociada, sino que figura en el contrato de forma interesada.

De acuerdo con las últimas cifras, Valencia tiene almacenadas ya 8.400 demandas por cláusulas abusivas en las hipotecas. Por su parte, los tribunales catalanes tienen hasta 18.474 demandas en sus juzgados por este mismo motivo. Son números imponentes. Cada día salen nuevas y esperanzadoras noticias a este respecto para los afectados por el tema. Ya se empiezan a detener incluso ejecuciones hipotecarias con razón de la existencia de cláusulas abusivas en el contrato. Lo cual, cierto es, tiene toda lógica. Si se ha dejado de pagar una hipoteca porque las condiciones del acuerdo fueron impuestas de manera subrepticia y malintencionada, es decir, a sabiendas de que se estaba incurriendo en un abuso, carece de sentido que el desahucio tenga lugar.

Las cifras, en detalle

En el caso catalán, que es el más cuantioso, el ritmo de reclamaciones por cláusulas suelo alcanza las 140 diarias desde que entraron en funcionamiento. De las 18.474 demandas, 14.601 corresponden al único juzgado especializado de Barcelona. Se trata del número 50 de primera Instancia de la ciudad condal. Le sigue Tarragona con 1.817 y Girona con 1.397, mientras que en Lleida se han tramitado 660 demandas. Aunque todavía es pronto para conocer el número de casos resueltos, la expectativa es optimista dada la jurisprudencia.

En cuanto al escenario valenciano, el órgano especializado en cláusulas abusivas se integra por una jueza titular más cuatro de refuerzo. Las previsiones dicen que cada juez resolverá una media de entre 900 y 1.000 sentencias al año. A la espera de que se mejoren los recursos, es una buena noticia para los afectados que problemas de esta índole cuenten cada vez con mayor interés por parte de las instituciones.

Además, hay otros casos que invitan a la esperanza. Recientemente se ha desestimado un recurso contra la sanción de Banco Sabadell por cláusulas abusivas. Este bando había sido condenado a pagar 500.000 euros por la presencia de cláusulas abusivas en varios contratos. Además, se le añadía un comiso de 336.202 euros de beneficio ilícito obtenido. Y sí, reclamó, pero su argumentación ha sido desechada.

¿Qué hacer en caso de cláusula abusiva?

¿Crees que has podido ser víctima de una cláusula abusiva? ¿La actual tendencia te hace albergar esperanzas de que tu situación sea atendida por la Justicia? No desesperes. Hay motivos para creer. Si en tu contrato la entidad bancaria impuso una cláusula que va en contra de la buena fe, o es origen de un notable desequilibrio en los derechos y obligaciones de las partes, yendo por tanto en tu perjuicio, puedes demostrarlo con la ayuda de un abogado.

En la actualidad, los especialistas que trabajan en este terreno están cada vez más curtidos para la batalla. hasta ahora se han presentado ante los tribunales 18 cláusulas abusivas habituales. Figuran en el contrato hipotecario de manera sutil pero letal. Es importante, así, que los asesores legales que contrates te ayuden a localizar esas fórmulas perniciosas para reclamarlas en el juzgado. En el plazo de los 10 días posteriores a la recepción del contrato con todas sus partes, es preciso presentar cláusulas de oposición. El objetivo en estos casos no es otro que ganar tiempo. Se busca detener eventualmente el procedimiento, o incluso archivarlo.

¿Por qué no sigues el ejemplo de todas las víctimas que ya están dando la batalla y reclamas tus cláusulas abusivas? Se acabó lo de aceptar con resignación el maltrato de las entidades de crédito. Es hora de dar la respuesta necesaria y digna a esta situación. Los abogados especialistas en el tema cuentan cada vez con más recursos y pueden darte la ayuda precisa. Ponte ya en contacto con los mejores letrados.

[Total:0    Promedio:0/5]
¿Te ha gustado? Compártelo:Share on Facebook
Facebook
2Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email