fbpx

Blog

¿Cómo acogerse a la Ley Segunda Oportunidad 2017?

La Ley Segunda Oportunidad 2017 no es algo nuevo en países europeos, pero en España solo existe desde 2015. El objetivo que persigue es la exoneración o cancelación de deudas en el ámbito personal y de los autónomos. Se puede decir que es el equivalente de los procesos concursales y de bancarrota en empresas. Está regulada por la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social.

Ley Segunda Oportunidad 2017: ¿cuáles son los requisitos para acogerse?

Para poder acogerse a la Ley Segunda Oportunidad 2017, hay que cumplir con los dos requisitos que establece el texto legal. El primero es acreditar que no se tiene patrimonio para hacer frente a las deudas o que este ya se ha liquidado. Además, las obligaciones totales no podrán superar en ningún caso los 5 millones de euros.

El segundo es la buena fe del deudor. Pero, ¿cómo se muestra esta? Conseguir esta condición solo es posible si se cumplen los siguientes requisitos:

  • Que se haya celebrado o, al menos, intentado, un acuerdo extrajudicial de pagos.
  • Si no se hubiera intentado el acuerdo extrajudicial de pago, haber hecho frente al menos al 25 % de los pagos corrientes pendientes.
  • No ser culpable en el concurso de acreedores. Es decir, que se considera que la situación no ha sido provocada de manera deliberada por el emprendedor. Para ello, deberá demostrar que solicitó el concurso en los dos meses posteriores a detectar la insolvencia.
  • No haberse acogido a la Ley de Segunda Oportunidad en los 10 años anteriores.
  • Que no haya sido condenado por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores.

Como se ha visto en el apartado anterior, el primer paso para acogerse a la Ley Segunda Oportunidad 2017 es intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos. Si no se llega a acuerdo o se incumple por insolvencia, habría que acudir al concurso de acreedores. Una vez liquidado todo el patrimonio en el mismo, ya se podría pedir la exoneración.

Principales dudas sobre la Ley Segunda Oportunidad 2017

Como en todas las leyes de similar efecto, las principales dudas que surgen respecto a la Ley Segunda Oportunidad 2017 es quién puede acogerse y cuáles son los pasos y los requisitos. Estas respuestas ya se han visto anteriormente, pero a continuación se responde a otras igual de importantes.

Eliminación de deudas

Es imprescindible aclarar que no se queda libre de todas las deudas. Existen algunas que no pueden ser exoneradas por ley, es decir: “los créditos de derecho público y los créditos por alimentos”. Por lo tanto, se puede librar de las obligaciones privadas, pero seguirá teniendo que hacer frente a otro tipo. En concreto, las contraídas con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. También debe seguir pagando la manutención alimenticia de sus hijos en caso de estar divorciado.

Lista de morosos

Sí que se aparece en ese lista, como informa el texto oficial de la ley: “la obtención de este beneficio se hará constar en la sección especial del Registro Público Concursal por un plazo de cinco años“. Dicho registro podrá ser consultado por “las personas que tengan interés legítimo en averiguar la situación del deudor (…), así como las Administraciones Públicas y órganos jurisdiccionales habilitados legalmente para recabar la información necesaria para el ejercicio de sus funciones”. Es decir, a la lista podrán acudir tres tipos de agentes sociales: las Administraciones Públicas, los bancos (ante una petición de crédito, por ejemplo) o los posibles clientes y proveedores del emprendedor.

Período de validez

Es decir, ¿las deudas desaparecen para siempre? Puede ser así, pero no tiene porqué. Los acreedores pueden exigir a un juez que se revoque la exoneración de las deudas. Esto ocurriría en caso de que considere que el deudor ha obrado de mala fe o ha obtenido ingresos mediante la economía sumergida (en negro). En principio, la ley determinaba un plazo de cinco años para descubrir este tipo de actividades. Sin embargo, finalmente se ha ampliado de forma ilimitada. Si un juez aceptase dicha revocación, el emprendedor volvería a contraer todas las deudas.

¿Vale la pena acogerse a la Ley Segunda Oportunidad 2017?

Si quieres más información, este artículo sobre ley de segunda oportunidad opiniones es muy recomendable. Si tienes más dudas que deseas resolver, lo mejor que puedes hacer es plantear tu caso a un abogado especialista.

[Total:0    Promedio:0/5]
¿Te ha gustado? Compártelo:Share on Facebook
Facebook
3Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email