Marketing juridico online: un concepto que se ha puesto de moda

Marketing jurídico online

Seguramente hayas visto en más de una ocasión un montón de ofertas relacionadas con el marketing jurídico online. Es cierto que en su base, no se trata de una disciplina nueva, ya que no es más que estrategia de marketing digital aplicada al sector de la abogacía. Sin embargo, no es menos cierto que lo importante es no dejarse llevar por esas tendencias y saber exactamente qué se contrata y los objetivos que se pretenden cumplir. Si las acciones a desarrollar están enfocadas en la captación de nuevos clientes, o en la interacción con el usuario para fidelizarle, ¿de verdad esa especialización en “marketing jurídico es necesaria, o mejor dicho, aporta realmente algo al abogado que contrata estos servicios?

Marketing jurídico online vs marketing para pintores vs marketing para arquitectos

Si cada vez que la tecnología revoluciona la manera de hacer las cosas hubiese que crear escenarios para cada sector o ámbito profesional tan diversificados que no aplicasen técnicas comunes, probablemente tardaríamos años en ver los verdaderos resultados y la adaptación a las mismas sería mucho más tardía. Es por eso que si bien en cuestiones que están por ejemplo relacionadas con las relaciones B2B de juristas y abogados puede que los servicios de marketing jurídico online puedan aportar datos y estrategias específicas, cuando se habla de generar una comunicación eficiente y captar al usuario que necesita un abogado, lo más importante es contar con profesionales que investiguen al mercado y que implementen estrategias orientadas a objetivos. Es decir, agencias o expertos en marketing online.

Probablemente los conceptos de marketing para pintores o de marketing para arquitectos no se han puesto aún de moda, o no lo harán en el futuro porque ese target específico no ofrece un ROI tan elevado a empresas como pueden ser las que venden un exclusivo servicio de marketing jurídico online. También podría darse el caso de que ese colectivo esté menos organizado que el de los abogados, ya que es menos habitual que cuenten con despachos numerosos. O simplemente, que en esos dos sectores aún no se haya puesto de moda el absurdo (salvo casos específicos como el B2B mencionado anteriormente), de una especialización que no va a aportar más que un buen equipo profesional o una plataforma en la que se ofrece exactamente aquello que se vende, como en el caso de tuAppbogado en la que desde el primer momento en el que te suscribes accedes a planteamientos de casos por parte de los potenciales clientes.

[Total:0    Promedio:0/5]