Blog

Abogados para impuestos

Cuando se produce un divorcio, existen varios tipos de pensiones que se pueden solicitar a la ex-pareja. Será de acuerdo a un criterio común, o a criterio del Juez si no hay acuerdo entre partes, establecer la cuantía mensual o total de cada una de ellas. Sin embargo, aunque desde tuAppbogado te hemos hablado en otras ocasiones de los tipos de pensiones por el divorcio, hoy queremos explicarte cómo funciona su fiscalidad. Es decir, ¿tienes que pagar impuestos por las pensiones familiares?

Pensiones familiares: así tributa la pensión compensatoria

La pensión compensatoria en caso de divorcio es aquella a la que tiene derecho el cónyuge que se encuentre en peor situación económica tras la ruptura de la relación. Esta retribución no podrá hacer que el cónyuge que la paga tenga menor nivel de vida que antes de la separación, pero tampoco aumentar notablemente el de la contraparte tras el divorcio. Pero ¿cómo tributan estas pensiones familiares?

La pensión compensatoria por dvorcio se computa como rendimientos del trabajo para el cónyuge que tiene derecho a recibir dicho dinero. Por otro lado, respecto al cónyuge que la abona, se produce una reducción en su base imponible. Precisamente por el funcionamiento del impuesto se presupone que es mejor un pago fraccionado en el tiempo.

Pensiones familiares: así tributa la pensión de alimentos en favor de los hijos

Otra de las pensiones familiares que aparecen en caso de divorcio es la que está relacionada con los alimentos en favor de los hijos. En este caso, fiscalmente no existen reducciones para el que la abona, siempre y cuando éste se reduzca en renta el mínimo por descendencia. Al mismo tiempo, como la pensión es para menores que no tributan en el IRPF, no supone ningún tipo de incremento y no está gravada fiscalmente.

Pensiones familiares: cambios en la compensación económica por razón de trabajo

Hay un dato importante respecto a las pensiones compensatorias por divorcio en los casos en los que uno de los cónyuges haya trabajado durante años en casa renunciando a sus aspiraciones laborales para cuidar de la descendencia y la familia en general. De hecho, la reforma fiscal del 1 de enero de 2015 establece que que dicha pensión compensatoria no da derecho a reducciones en la base imponible del pagador de la misma. Al mismo tiempo, deja de tributar en el caso del cónyuge que la percibe.

Como ves, el tema de la fiscalidad de las pensiones familiares no es sencillo. Si tienes dudas y quieres que un abogado especialista en temas familiares te aclare los temas, puedes hacer una consulta a través de nuestra web Plantea tu caso.

[Total:0    Promedio:0/5]
¿Te ha gustado? Compártelo:Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email