¿Qué hacer cuando un cliente no paga a su abogado?

qué hacer cuando un cliente no paga a su abogado

Spread the love

En nuestro apartado del blog dedicado a los profesionales de la abogacía solemos hablar de temas relacionados con la captación de clientes, así como con estrategias de marketing digital para abogados. Sin embargo, haciendo análisis de palabras clave relacionadas, nos hemos encontrado con una búsqueda bastante recurrente que muestra una problemática de la que poco se habla: ¿qué hacer cuando un cliente no paga a su abogado?

Está claro que no es una situación diferente a la que se encuentran muchos otros profesionales liberales. Sin embargo, las características que definen el propio servicio en sí mismo la convierten en un asunto que pueden hacer que recuperar el dinero de un cliente que no paga a su abogado exijan otro tipo de estrategias.

Soluciones a qué hacer cuando un cliente no paga a su abogado

Si bien no hace falta rizar el rizo, y la mayoría de soluciones a qué hacer cuando un cliente no paga a su abogado ya están inventadas, no está de más hacer un recopilatorio para que cada profesional elija la vía que mejor le conviene en cada momento. Al fin y al cabo, no es lo mismo tratar con un cliente profesional de empresa, que con un cliente particular. Ni tampoco es igual establecerse en una rama del derecho que en otra:

  • Cartas oficiales de reclamación de deuda con aviso de recurrir a la vía judicial. Casi siempre, la medida estrella para conseguir que un impago se abone, más aún si hablamos de que se emite desde el propio despacho de abogados. Eso sí, no siempre dará el resultado esperado, pero por el escaso coste que tiene, vale la pena siempre comenzar por ella.
  • Pago anticipado o adelantos de buena parte de los honorarios del profesional. Muchos profesionales prefieren contar con una cantidad menor de clientes y asegurarse el cobro de sus honorarios por adelantado. Está claro que depende mucho de la rama de la actividad, así como del tipo de clientela al que se aspira. Sin embargo, es una tesis que bien aplicada, evita casi todos los impagos habituales.
  • Listado de morosos. Recurrir al listado de morosos, una vez se cumplen los plazos legales suele ser también otra forma de intentar que el cliente con impago regule su situación. Tanto a nivel personal como profesional, estar incluido en estas listas resta bastantes puntos al intentar obtener financiación.

Probablemente, si no existiesen los impagos, y los abogados pudiesen olvidarse de responder al qué hacer cuando un cliente no paga a su abogado, muchos despachos no tendrían algunos de los problemas financieros que acarrean pese a la buena labor de sus profesionales. Sin embargo, la experiencia en el mercado suele hacer que poco a poco, dentro del propio nicho, se dé con la fórmula más adecuada para salvar este riesgo.

[Total:0    Promedio:0/5]