Recurso contencioso administrativo ¿Qué es?

Spread the love

Es bastante habitual que ciertos términos jurídicos supongan dudas para los ciudadanos que desconocen los entresijos del mundo del derecho. Uno de los términos más habituales en lo que refiere a generación de preguntas es el recurso contencioso administrativo. En este caso, vamos a explicarte qué es.

Recurso contencioso administrativo: la definición clara

Cuando se habla de un recurso contencioso administrativo se está hablando de procedimientos judiciales que se interponen contra la Administración Pública. En ese sentido, se incluyen todas las administraciones: central, autonómica y local. Se recurre a ellos para cualquier tipo de solicitud que haya agotado la vía administrativa (resolución a recursos de alzada, recursos de reposición, recursos de los tribunales económico-administrativo).

Esta rama del derecho existe porque en muchas ocasiones, el ciudadano o empresa se encuentra ante una situación de indefensión o perjuicio al ser la administración la que tiene la última palabra sobre cualquier cuestión que le afecte. Así, cuando una determinada resolución se considera injusta, o no ajustada a derecho, se puede interponer un recurso contencioso administrativo para solicitar a los tribunales su revisión. Cualquiera de estos actos debe ejercerse con un abogado especializado en el ámbito de la administración.

El silencio administrativo negativo y la vía del tribunal contencioso-administrativo

Probablemente en más de una ocasión te hayas encontrado con una no respuesta por parte de la Administración en la que su silencio implica no darte la razón. Es decir, si no responden es porque no aceptan lo que les indicas. Eso conocido como silencio administrativo es otra de las cuestiones que se puede reclamar mediante un recurso contencioso administrativo en los tribunales específicos. En ese caso, será un procedimiento contra la inactividad de la Administración y las actuaciones de la misma.

¿Quién pueden interponer un recurso contencioso administrativo?.

Se puede interponer un recurso siendo una persona física, una empresa, asociación o entidad con interés legítimo y derecho a ello. Incluso podrían interponerlo una propia administración pública contra otra ante cualquier discrepancia.

Para presentar un recurso contencioso administrativo hay que acudir a los juzgados específicos. Existe uno en cada localidad. Además, hay una central en cada Comunidad Autónoma y se dispone de sala en los tribunales superiores, en la Audiencia Nacional y en el Supremo.

¿Es necesaria la presencia de un abogado y un procurador?

En el caso de los recursos contenciosos contra la administración, la actual legislación obliga a cualquiera que quiera interponer un recurso a contar con la representación de un abogado. No se obliga a tener procurador, aunque se deja abierta esa opción de manera que sea el profesional jurídico o el demandante el que decida si lo requiere. Las notificaciones se entregan al mismo si se nombra, y sino, se entregan directamente al abogado.

Sin embargo, en los casos de los recursos contenciosos administrativos en los que se acuda a los tribunales superiores de justicia, a la Audiencia Nacional y al Tribunal Supremo, si que se obliga a contar con ambos profesionales.

Solo están exentos de contratar a abogado y procurador los funcionarios públicos, y siempre y cuando las cuestiones relacionadas para juzgar estén relacionadas con los derechos estatutarios o las cuestiones de personal. Ellos podrán, si así lo desean, actuar por sí mismos.

Así se debe interponer un recurso contencioso contra la Administración

Los recursos que se presentan en estos tribunales deben presentar obligatoriamente un escrito simple con la información de interés, la identificación, y el órgano al que se dirige. Al mismo tiempo, ha de especificarse el acto, disposición o inactividad de la administración en cuestión. Solo al final de la documentación ha de firmar el abogado -y el procurador de ser el caso-. Dicho documento debe acompañarse del acto en cuestión a recurrir, y también del listado de requisitos indispensables para tener derecho a hacer una presentación del recurso en sí mismo.

Plazos legales para la presentación de un recurso contencioso administrativo

No existe un único plazo para presentar un recurso contencioso administrativo. De hecho, son varios los factores que influyen en el tiempo que otorga la legislación para ello. Por esa razón, es realmente importante que lo tengas en cuenta, dependiendo de tu caso particular. Por eso también te recomendamos siempre encontrar cuanto antes un abogado especializado para que los plazos no jueguen en tu contra.

  • Con notificación de resolución. Si tienes una notificación por parte de la Administración en la que te indican que se pone fin a la vía administrativa, deben indicarte el plazo de recurso. En cualquier caso, son dos meses desde que recibes la misma.
  • Recursos relacionados con un acto presunto. Para interponer un recurso de este tipo tienes 6 meses desde que se produzca el presunto acto que pretendes recurrir.
  • Silencio administrativo negativo. Si en tu caso lo que indica el final de la vía administrativa es el tiempo que ha pasado desde la última comunicación, y el sentido del silencio es negativo, tienes un plazo de dos meses desde que haya vencido el plazo de respuesta de la Administración. Este último, generalmente es de 3 meses.
  • Recurso ante actos firmes que la Administración Pública no ejecuta. Si no se ejecutan los actos que la propia administración concedió como derecho, en los 30 días siguientes a dicho reconocimiento, se puede interponer un recurso contencioso administrativo en el plazo de los 2 meses siguientes.
  • Tras un recurso de reposición. Igual que en el caso anterior, ya sea por silencio administrativo, o por desestimiento de la Administración, se dispone de dos meses para la presentación.

Encontrar un abogado especialista en derecho contencioso-administrativo

El derecho contencioso administrativo es una rama que tiene sus propias particularidades y procedimientos. Por lo tanto, es siempre conveniente encontrar a un abogado especializado y con experiencia en este tipo de tribunales. Puedes hacerlo fácilmente a través de nuestra plataforma, tuAppbogado, muy cerca de tu ciudad y en tan solo tres pasos.