Sanciones por alcoholemia: qué son, cuánto se paga y mucho más

Sanciones alcoholemia

Las sanciones por alcoholemia son una de las cuestiones que preocupan habitualmente a los conductores. Tanto a aquellos que utilizan un vehículo para su actividad habitual, como a aquellos que lo tienen como medio de transporte para el trabajo y otras actividades. La legislación actual española incluye no solamente sanciones por alcoholemia que parten de la Administración (en forma de multas y/o retirada de puntos del carnet), sino que en los casos más graves se pasa directamente a la jurisdicción penal. Es decir, determinadas conductas se juzgan como delitos.

¿Cuáles son las sanciones por alcoholemia actuales?

En la actualidad, las multas por conducir bebido están reguladas directamente por la Ley de Seguridad Vial. Sin embargo, la DGT ha expresado su interés en modificar la norma de sanciones cambiando la graduación de ciertos comportamientos. Por ahora, las sanciones por alcoholemia siguen la graduación que te indicamos:

  • Multa de 500 euros y retirada de 4 puntos del carnet. En los casos en los que el conductor no supere el doble de la máxima tasa de alcohol permitida (depende del colectivo al que pertenezcas. 0,25 miligramos por aire como reerencia general.
  • Multa de 1000 euros y retirada de 6 puntos del permiso de conducción. En caso de que se supere más del doble la tasa permitida, sin llegar a los 0,60 miligramos que la convierten en delito
  • Multa de 1000 euros. En caso de no superar la tasa el doble, pero ser reincidente, la sanción económica pasa de ser de 500€ al doble, es decir 1000€.

Cómo actuar ante sanciones por alcoholemia

Cuando te imponen una sanción por alcoholemia puedes abonar su importe o recurrirla. Si lo haces, puedes consultar con tu seguro, ya que en muchos casos te ofrecen este servicio incluido en la póliza. Si no es así, podrías buscar por tu cuenta un abogado especialista en sanciones por alcoholemia. En tuAppbogado contamos con estos profesionales con despachos en todo el territorio español.

¿Cuándo se transforman las sanciones por alcoholemia en delito contra la seguridad vial?

Como indicábamos al inicio de este artículo, existe, además de la sanción administrativa, la posibilidad de que el comportamiento se considere delito y, por ende, pase a ser juzgado por los tribunales de lo penal. Esto se produce cuando se detecta que la persona tiene una tasa superior a 0,60 miligramos por aire expirado. Si esto ocurre, se te acusa de delito contra la seguridad vial

Aunque muchas personas no son conscientes de lo que esto significa, de ocurrir, se pasa a considerarte posible infractor del código penal. Esto conlleva consecuencias mayores. Puede haber pena de cárcel, multas de seis a doce meses con cuantía diaria y también condena a trabajos en pro de la comunidad. Todo dependerá de manera individual de cómo califique el juez los hechos. La reincidencia es un actor que pasa factura y que puede propiciar la entrada en prisión por no poderse aplicar el beneficio de no tener antecedentes penales.

Cómo actuar ante la acusación de delitos contra la seguridad vial

Aunque le restes importancia, si se te está acusando de un delito de seguridad vial debes saber que es realmente muy grave. Se va a celebrar un juicio penal en tu contra que puede llevarte a prisión, imponerte una multa o aplicar trabajos en beneficio de la comunidad. El juez puede determinar una o varias de estas condiciones según los hechos y su propia valoración con el reglamento en la mano. Debes saber que tendrás antecedentes penales una vez se dicte sentencia condenatoria.

En cualquier caso, cuando se te indica que podría abrirse contra ti un proceso de acusación de delitos contra la seguridad vial, debes contratar inmediatamente un abogado. Si te encuentras en esa situación, lo mejor es dar con un profesional especializado cerca de tu casa. En tuAppbogado contamos con varios especialistas que tienen amplia experiencia en estos casos y que pueden ayudarte. Puedes, además, contratarlos en solo 3 pasos.

[Total:0    Promedio:0/5]